Acerca de su historia de crédito

¿Qué es?

La Historia de Crédito es su carta de presentación ante cualquier posible acreedor. Es un aliado para conseguir créditos. Allí se ve reflejado su hábito de pago, lo cual le facilita a la entidad el estudio de su solicitud. Sin ella, el trámite y el papeleo serán más largos y difíciles.

¿Para qué me sirve?

Su Historia de Crédito le ayuda a hacer más rápido y más fácil el estudio de su solicitud de crédito. Cuando una entidad la consulta puede analizar su comportamiento como deudor en el pasado. De la misma forma, la Historia de Crédito es su mejor referencia comercial en la medida en que presenta las entidades con las cuales usted ha tenido relaciones de crédito y la forma como ha pagado estas obligaciones. Sin embargo, las entidades financieras no pueden basar su decisión de otorgar o negar un crédito en la Historia de Crédito.

Beneficios de su Historia de Crédito.

  • Reduce los trámites: En el momento de presentar una solicitud de crédito no es necesario presentar soportes de su pasado crediticio. Toda la información se encuentra en su Historia de Crédito.
  • Referencia comercial: Una buena Historia de Crédito presenta a tres, cinco o veinte entidades que están afirmando que la persona cumple oportunamente con sus obligaciones.
  • Masificación del crédito: Gracias a la Historia de Crédito las personas incrementan sus fuentes y posibilidades de acceder al crédito.

¿Cada cuánto tiempo debo consultar?

Es aconsejable que por lo menos una vez al mes consulte su Historia de Crédito y siempre antes de solicitar un crédito. Así controla que efectivamente la información allí contenida refleje la realidad de su comportamiento financiero. Si encuentra alguna obligación o cuenta en mora, trate de normalizar rápidamente su situación. Igualmente si encuentra algún error en su Historia de Crédito podrá realizar las solicitudes respectivas.

¿Cómo mantener una buena Historia de Crédito?

Teniendo buenos hábitos de pago. Pagar cumplido es la mejor señal de que usted es una persona confiable financieramente hablando. Tener una mora actual o pasada no significa que se le niegue el crédito. La mayoría de las personas que reciben créditos han tenido algún retraso en algún pago. Cada entidad maneja sus propios criterios de evaluación por lo cual es posible que su solicitud sea negada en una entidad y aprobada en otra.

Consulte su Historia de Crédito y examine lo siguiente:
Existencia de moras vigentes: Diríjase a la entidad de crédito y considere la cancelación total de la deuda. Si no puede realizar el pago total plantee la posibilidad de recibir un plazo para pagar o refinanciar la obligación. Existencia de moras históricas recientes: Evalúe cual fue la razón del retraso y evite caer en la misma situación nuevamente. Si por ejemplo se debe a un problema de liquidez en el corto plazo evalúe la posibilidad de ampliar los plazos de sus créditos.

Recuerde que la Historia de Crédito no es más que el reflejo de su comportamiento como deudor. En la medida en que mantenga un buen hábito de pago el efecto de alguna mora o retraso esporádico será menor. 

¿Cómo puedo consultar mi Historia de Crédito?
De acuerdo con la reglamentación de Habeas Data, DataCrédito pone a su disposición diferentes canales de consulta para su Historia de Crédito. Haga clic aquí para conocerlos.

De manera independiente a la ley de Habeas Data, Datacrédito por su propia iniciativa ha desarrollado www.midatacredito.com, un servicio en línea que permite a los ciudadanos consultar y monitorear su información de crédito. Haga clic aquí para conocer más.

©2016 Experian Information Solutions, Inc. Experian Marketing Services All rights reserved